viernes, enero 21, 2005

Se vi volas...

Justamente esta mañana hablábamos en clase de esto, no ha venido el profe de castellano, y habiendo acabado de hacer una clase de filo, nos hemos puesto a filosofar unas compañeras de clase y yo, y precisamente...ahora me pasa esto.
Una de nosotras cree que las cosas no son casualidad, es decir, que si una cosa pasa es por algo....
Hace un par de días hablabla con Lemans de una persona que realmente quiero y deseo olvidar, y hoy...como si de una aparición se tratara, vuelve.

Noche de luna blanca.....Emerald caminaba despacio por entre las calles de Nueva Orleans, mostró sus colmillos al verlo, unos colmillos reflejo de odio, reflejo de compasión, reflejo de amor, pero no de olvido.

PD: Y ahora no me deja publicar.


Asten is reading El coronel no tiene quien le escriba (G.G.Márquez)
Asten is listening to mis dedos al teclear

2 Comments:

Blogger Elepé said...

Ojalá pudiera estar a tu lado ahora mismo.

10:22 p. m.  
Anonymous Eusko_Devil said...

No creo en el destino. Pienso que el destino te lo forjas tú mismo. Porque por ejemplo, si ahora cojo un cuchillo y me abro la garganta con él, es cosa del destino? Si abro la ventana y salto por él, es cosa del destino? Si tecleo estás palabras, es cosa del destino?

Creo que cada uno decide que hacer con el tiempo que se le ha dado (ESDLA dixit)


Salu2


Unax

9:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home